La Administración destaca el papel de las asociaciones empresariales para acelerar la implantación de la Industria 4.0. en el sector Automoción

Las fábricas de vehículos y de sistemas y componentes para automoción instaladas en España se encuentran entre las más competitivas e innovadoras del mundo. También entre las que antes se están orientando hacia los beneficios derivados de la implantación de tecnologías 4.0. Sin embargo, aún queda mucho por hacer para que esa orientación sea una realidad en el conjunto de la Industria Auxiliar de Automoción. Así quedó de manifiesto en la Jornada sobre “Industria 4.0. y Automoción” organizada por Ifema Motor, el pasado 27 de octubre, en el marco de Matelec Industry, el Salón Internacional de Soluciones Tecnológicas para la Industria y Smart Factory. Francisco Javier Martín García, asesor del Gabinete de la Secretaría General de Industria y Pyme, aprovechó el encuentro para valorar positivamente la contribución de las asociaciones sectoriales (Anfac, Sernauto y MCA) al conocimiento e implantación de la Industria 4.0. en el sector. OBTÉN LAS PONENCIAS AQUÍ.

La transformación digital de la Industria de Automoción española es fundamental para mantener y mejorar la competitividad del sector en los mercados globales. El proceso, ya en curso, todavía no se ha extendido al conjunto del sector. La Jornada sobre “Industria 4.0. y Automoción” celebrada en Matelec Industry giró en torno a esta necesidad. En el transcurso de la misma aportaron su visión, conocimientos y experiencias, representantes de la Administración, de las empresas que ya están implantando y que ayudan a implantar, y de las asociaciones del sector (Anfac, Sernauto y MCA).

“La Industria 4.0. es mucho más que un fenómeno de moda. Es una realidad que está teniendo y va a tener importantes consecuencias en la manera en que nuestras sociedades producen bienes”, señaló Raúl Calleja, director de Matelec Industry, en la apertura de la Jornada.

Por su parte, Miguel Aguilar, director de Ifema Motor, recordó que “a lo largo de las últimas décadas, la industria española ha demostrado que sabe hacer sus deberes en materia de competitividad, adaptándose a los cambios en la demanda a la hora de fabricar más rápido y con un menor coste. Monitorización, digitalización y robotización no son conceptos ajenos a la industria de automoción española. Es el momento ahora de avanzar por la senda de las tecnologías 4.0., de avanzar en conceptos de eficiencia como el de la producción flexible, por ejemplo, que se adapta como un guante a la demanda”.

Por su parte, Francisco Javier Martín García, asesor del Gabinete de la Secretaría General de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, destacó la inversión que desde la Administración se ha realizado en el marco del Proyecto “Industria Conectada 4.0” para facilitar la transformación, entre otras, de las empresas de automoción. Con una aportación próxima a los 350 millones de euros, la actividad del Ministerio se ha orientado a favorecer la eficiencia y flexibilidad del tejido industrial para favorecer una más rápida adaptación a las necesidades del mercado. Y todo ello con el objetivo de incrementar el valor añadido y favorecer el empleo en nuestro sector industrial. El representante de la Administración, destacó el papel de las asociaciones empresariales para acelerar la implantación de la Industria 4.0. en el sector Automoción.

La Industria 4.0 es una apuesta por el crecimiento

La transformación digital de las empresas en el marco de la industria 4.0 abre una oportunidad para el crecimiento de nuestra economía. Pero para ello es necesaria una nueva mentalidad. Donia Razazi, Socio Director de S&F Consultans, destacó los desafíos concretos a los que se enfrenta el sector automoción y la necesaria implicación de los responsables de las empresas del sector a la hora de adaptarse a esta nueva realidad. “Hoy solo el 8% de las tareas están robotizadas”, comentaba. Si el objetivo es ser capaces de “fabricar una única unidad al mismo coste que supondrían series de un millón de unidades es imprescindible una adecuada gestión del cambio, contar con recursos económicos y colaboradores clave en el proceso. Conocimiento, convencimiento y recursos con, en este sentido, las retos del salto a la Industria 4.0”.

A lo largo de toda la jornada, los presentes pudieron conocer propuestas concretas y casos de éxito en el proceso de transformación 4.0 de la mano de expertos como Jordi Pelegrí, Business Development Manager de Universal Robots, quien mostró ejemplos prácticos de implantación  de producción de robótica colaborativa en marcas como BMW, Continental y Shad.

Por su parte, Miguel Ángel Granda, director de I+D de Bosch, mostró cómo el fabricante alemán ha adoptado procesos de Industria 4.0 en sus plantas de producción, convirtiendo los datos y la información generada en los mismos para lograr una fabricación más eficiente.

Finalmente, Xavier Conesa, director general de Tecnomatrix, puso de relieve la necesaria orientación al cliente en este nuevo entorno 4.0 y cómo las soluciones tecnológicas en la nube permiten una mayor flexibilidad a la hora de producir en series cortas y de manera personalizada para satisfacer la nueva demanda. En este sentido, incidió en la capital importancia que cobra el análisis de datos a distancia que herramientas como la plataforma digital Kapture by Tecnomatrix permiten a la industria.

Compromiso sectorial

La jornada de networking concluyó con una mesa redonda sobre “Industria 4.0 y sector automoción” en la que las principales asociaciones sectoriales pusieron de relieve su implicación en la difusión de las nuevas tecnologías y técnicas productivas en el tejido empresarial.

Moderada por Miguel Aguilar, director de Ifema Motor, la mesa contó con la participación de Alberto Jurado, ingeniero del Área Técnica de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones), que señaló cómo la digitalización y monitorización de datos está permitiendo reducir tiempos y costes apoyándose en un nuevo modelo de relación cooperativa entre hombre y máquina”. Por su parte, Jose Manuel Pequeño, presidente de MCA (MadridCluster Automoción), incidió en cómo “la Industria 4.0. favorece el intercambio de información entre fabricantes y colaboradores para ofrecer soluciones más rápidas”, mientras que María Luisa Soria García-Ramos, secretaria general de Sernauto(Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción), incidió en el importante papel que en dicho proceso juegan los fabricantes de componentes, “que ya aportan el 75% del valor del vehículo, porcentaje que sigue creciendo”.