Donia Razazi, S&F Consultants: "Solo el 8% de las tareas están automatizadas en las fábricas"

Nos encontramos en una etapa que reclama la implantación de todas las soluciones y paso a los habilitadores digitales que desde el ámbito de las TIC se han estado desarrollando para maximizar la rentabilidad y productividad de nuestras empresas. Que el sector de la automoción se sumerja en el 4.0 requiere una serie de retos que según Donia Razazi, director S&F Consultants se basan en conseguir que todos los elementos de innovación que se han desarrollado y sus habilitadores se trasladen a la Industria para conseguir dicha rentabilidad.

Durante la Jornada sobre “Industria 4.0 y sector de automoción” se realizó un análisis de cómo está funcionando la implantación de este tipo de tecnologías y qué resultados puede ofrecer. La clave está, según Razazi, en aprovechar la oportunidad que nos brindan las sinergias y la aplicación de las tecnologías digitales para conseguir que de nuevo aumente el PIB y la productividad en las empresas. Dentro de la Industria conectada, Donia Razazi se centró en cómo son el robot colaborativo puede conseguir mejorar la productividad y la flexibilidad durante su exposición.

Por la senda de la automatización

En su análisis del sector, el director de S&F Consultants destacó que sólo el 8 % de las tareas están automatizadas en las fábricas y que el reto se encuentra en que de aquí a 10 años se consiga el 25% de automatización. En ese sentido, el robot colaborativo puede ser una herramienta clave al ser capaz no sólo de realizar labores repetitivas, sino también labores como el control de calidad o el posicionamiento de piezas.

Durante la jornada organizada por Ifema Motor dentro de la Feria Matelec Industry, Razazi planteó tres retos fundamentales a los presentes: conocimiento, convencimiento y recursos. Por un lado, se refirió a la necesidad de que el sector conozca todo lo que le pueden aportar aplicar las herramientas 4.0 en una planta; por otro, señaló que es necesario convencernos de que este es el camino por el que hay que dirigirse y, por último, comprender qué recursos son rentables y cómo se puede planificar su implantación dentro de la empresa.

Planificar, diagnosticar y dirigirnos de forma segura pero convencida hacia la Industria conectada es fundamental, según se puso de manifiesto a lo largo de la en Jornada. Una línea de trabajo que ha de servir para mejorar la productividad y la eficacia. Un camino que ya se ha iniciado pero que hay que integrar de forma general dentro de un sector que siempre ha sido líder por su capacidad de transformación.