Soluciones para la recolección y analisis de datos en los procesos de producción en la Industria 4.0

Tecnomatrix, especialista en el diseño y fabricación de útiles de control de calibres para el sector del automóvil, en el control exhaustivo de la calidad, metrología industrial y diseño de software para recopilación y análisis de datos, completó el panel de expertos previo a la mesa redonda que puso fin a la jornada desde el punto de vista de una Pyme. Y es que cuanto hablamos industria, y más del automóvil, la calidad es un factor crítico”, Xavier Conesa, director general de una compañía con más de 90 años de historia a sus espaldas.

Desde su experiencia acumulada, Xavier Conesa habló de cinco problemas, referidos al control de calidad y a la producción, detectados durante sus años de experiencia en el mercado y al frente de su empresa. Problemas para los que la Industria 4.0 tiene muchas soluciones.

En primer lugar, se refirió a la motivación, que “desempeña un papel muy importante en las organizaciones y en las personas. Lo que las personas hacen tiene que tener un sentido, una proyección y una influencia en la producción. Y cuando no se motiva a la gente, el trabajo no sale como debería”. Por eso, en Tecnomatrix se apostó por el capital humano y la industria 4.0 “haciendo que su trabajo fuese casi hasta divertido y aún más sencillo”.

La toma de decisiones sin disponer de datos es otro de los errores que a menudo se producen en las empresas. “En las Pymes y en las plantas de producción hay que tomar daciones con datos fehacientes”.

Pero se refirió a ún tercer problema: “el hecho de que cada vez tengamos más datos. La visión artificial y la automatización de los procesos está haciendo que cada vez nos lleguen más datos, y esto está muy bien, pero si no tenemos una forma de recogerlos, canalizarlos y organizarlos adecuadamente no sirven de nada. Por eso importante que la captura sea lo más automatizada posible, incluso en los procesos manuales. Que seamos capaces de aprovechar la tecnología que está en nuestras manos para poder gestionar toda esta información”.

El cuarto problema radica en el idioma, la comunicación, los protocolos. “En el año 2020 vamos a tener 12.000 millones de máquinas y dispositivos interconectados entre ellos, todos ellos generando información. Pero si no somos capaces de disponer de los datos en una base común, conseguir que hablen el mismo idioma, tampoco nos servirá de mucho”.

Finalmente, Conesa identificó la falta de orientación al cliente como el último gran escollo. “El cliente cada vez nos pide más series cortas, producciones personalizadas, reducción de costes… y si no tenemos procesos o sistemas de trabajo que sean flexibles no le podremos ofrecer lo que necesita”.

Kapture: La propuesta de Tecnomatrix

A la luz de los problemas identificados, desde Tecnomatrix han trabajado durante los últimos dos años en el desarrollo de una solución: la plataforma: Kapture IQS, “un Intelligent Quality System que permite definir y realizar controles, analizar la información y actuar autónomamente o mediante la toma de decisiones por parte de las personas”. Una plataforma aplicable “en todo el entorno industrial, en todos los departamento que requieran de un control de calidad”, en cualquier momento de la producción. En definitiva, “una herramienta, basada en un entorno web muy fácil de implementar, en la misma línea de lo que la industria 4.0 promueve”.

Kapture.IQS permite “mejorar la interacción hombre-máquina, tener gente motivada que toma los datos correctamente en los procesos manuales. De este modo estaremos consiguiendo que la primera de la digitalización de la empresa, la consecución de los datos, se haga correctamente. Tener trazabilidad de cuanto está sucediendo, cuándo y cómo, y favorecer procesos flexibles y una mayor orientación al cliente”.

Y todo ello concebido como una solución Saas –Software as a Service- que minimiza las inversiones. “Pasamos de utilizar softwares de compra a servicios de pago por uso con cuotas pequeñas por usuario y por mes”.

Kapture IQS utiliza Amazon Web Services, “un entorno de alta disponibilidad, muy elástico, que permite miles de usuarios concurrentes trabajando en la plataforma, lo que permite una reducción drástica de costes y una alta seguridad”. Además, este tipo de plataformas, permite “tener una gran capacidad de análisis, a una gran velocidad y dar una herramienta que realmente nos haga más competitivos”, concluía Conesa.