Pasos efectivos hacia la Industria 4.0 de automoción

El análisis de la transformación y evolución hacia la industria 4.0 revela que no existe un plan homogéneo en el camino hacia la digitalización del sector español de automoción, pero sí podemos señalar ciertas claves eficaces para alcanzar el cambio.
La Jornada ‘Automoción 4.0: Factorías inteligentes, digitales y conectadas’, celebrada en el marco de MATELEC INDUSTRY, sirvió de foro para analizar no sólo la teoría relacionada con las nuevas tecnologías aplicadas en la industria, sino también sus consecuencias prácticas para el sector.

Durante su intervención, Daniel Seseña, director de Industria 4.0 de Minsait by Indra, compañía tecnológica especializada en la digitalización de empresas, analizó algunas de las ventajas de la digitalización del sector en su ponencia ‘Industria 4.0. en Automoción: de la teoría al impacto’.

Impacto en las Factorías inteligentes

La experiencia indica que no existe una aproximación homogénea a la industria 4.0 pero, tal como indicaba Seseña, sí que existen elementos que garantizan una mejor forma de hacerlo, y que pasan por marcar una estrategia en la compañía, elegir tecnologías maduras y escalables, así como hacer una estimación del impacto en el negocio que sea cercana y asumible.

Durante la jornada celebrada en MATELEC INDUSTRY, Seseña precisó que “el cambio no es una opción, es necesario tomar posiciones ante la Industria 4.0 para dar un salto significativo en competitividad y adaptarse a la revolución digital con sentido común y planificación”.

A lo largo de su ponencia, el director de Industria 4.0 de Minsait mostró a los asistentes varios casos en los que la tecnología ha significado una gran ventaja, como las soluciones de reconocimiento avanzado de imágenes para la automatización y mejora de la trazabilidad de piezas. También expuso un ejemplo de soluciones relacionadas con la monitorización y generación de modelos ágiles de mantenimiento predictivo o de control del consumo y optimización de los costes energéticos.

Un camino hacia la Automoción 4.0 que, según Seseña, necesita de un plan más o menos avanzado para poder progresar en un entorno tan cambiante como en el que se encuentra el sector.